Motobombas para incendios: 5 tipos y su funcionamiento

Blog

  • Motobombas para incendios: Tipos y funcionamiento


    Motobombas para incendios: Tipos y funcionamiento

    Las motobombas para incendios son una parte fundamental de muchos sistemas de protección contra incendios a base de agua. Se usan especialmente para incrementar la presión de una fuente de agua cuando esta no es apropiada para el sistema que suministra. Comúnmente, las empresas de construcción las utilizan en edificios, almacenes, entre otros, los cuales suelen necesitar una demanda de alta presión. Te lo explicamos todo a continuación.

    Funcionamiento y tipos de motobombas contra incendios

    El sistema de motobombas está compuesto de un motor y un controlador, esta recibe el agua de un suministro y a partir de la electricidad o de un combustible diésel se reparte el agua a las tuberías verticales de las mangueras y a los rociadores.

    Debes saber que el arranque de estas bombas es automático y no dejará de funcionar hasta que el incendio se haya extinguido. En caso de suceder esto, es esencial saber que solo el personal capacitado es quien deberá detener su funcionamiento. Para prevenir que se queme por un uso prolongado, es necesario instalar válvulas de seguridad que asegure un caudal reducido de expulsión.

    Las bombas usadas en sistemas para incendios son las centrífugas, ya que pueden manejar volúmenes grandes de agua, al mismo tiempo que otorgan aumentos de alta presión. A continuación, te mostraremos los tipos de motobombas.

    1. Bomba horizontal de carcasa partida

    Con este tipo de bomba el flujo se dividirá y entrará al impulsor a través de los lados opuestos de la carcasa de la bomba, y está unida al impulsor mediante un eje horizontal. Su modelo permite abrirla para su correcto mantenimiento. A las bombas horizontales de carcasa partida las podrás encontrar en una variada gama de capacidades nominales de presión y flujo.

    2. Bomba en línea

    Las bombas en línea son ideales para espacios reducidos. Tienen el impulsor cerrado que se suspende en un eje vertical u horizontal ubicado sobre la bomba. El mantenimiento y la reparación de esta bomba es un poco complicado, porque el motor tiene que ser levantado y retirado para tener acceso a la bomba. Además, su capacidad es de 1,500 gpm (5,678 L/min) y únicamente se pueden usar con un impulsor eléctrico.

    3. Bomba de turbina vertical

    Es un tipo de bomba para incendios que puede iniciar con una presión de succión negativa y también puede tomar agua en condiciones de elevación, por ejemplo, como una fuente subterránea, o un tanque subrasante. Además, se pueden emplear en fuentes de agua cruda como lagos, ríos y estanques. Las bombas de turbina verticales se utilizan con motores a diésel y eléctricos.

    4. Bomba de succión final

    Este tipo de bomba posee una salida de disparo perpendicular a la entrada de succión. Sin embargo, esta tiene una limitación con capacidad aproximada de 1,500 gpm (5,678 L/min). La ventaja es que necesita menos espacio de instalación en una sala de bombas para incendios. Las bombas de succión final se pueden usar con un motor a diésel o eléctrico.

    5. Bomba multietapa y multipuerto

    Este modelo se vale de un impulsor, que puede llegar a ser un motor diésel o eléctrico, y que se ensambla a una bomba con diversos impulsores en serie en una carcasa impelida por un eje horizontal. La carcasa cuenta con varias salidas de descarga, que otorgan distintas presiones; cada puerto tiene una considerable presión de los impulsores de la serie consecutiva.

    Finalmente, cabe señalar que las normas FPA 20 y NFPA 25 establecen cómo deber ser la colocación, revisión y comprobación de sistemas hidráulicos para protección contra incendios. Debes recordar que, al comprar una motobomba, tienes que pensar cuál es la que se adapta a cada necesidad, ya que en el mercado existen diferentes tipos de bombas contra incendio que se pueden utilizar en una variedad de situaciones.

    COMPARTIR