Protección para bomberos |

¿Cuáles son los mejores guantes para bomberos?

Una profesión tan arriesgada como ser bombero, merece un seguro y adecuado equipamiento. Principalmente, para la protección de las manos, los guantes deben estar diseñados para ser resistentes al calor, los vapores, los efectos de las flamas, líquidos peligrosos, objetos punzo cortantes, entre otros posibles riesgos que se pueden presentar durante la labor.

¿Qué características técnicas deben presentar?

El objetivo central de los guantes para bomberos, o también llamados guantes ignífugos, es que deben proporcionar total protección dentro del servicio de lucha contra el fuego y deben presentar las siguientes características de vital importancia:

  • Elaborados con materiales de primera calidad: para efectuar las labores con la máxima seguridad en protección, deben estar elaborados con excelentes componentes
  • Son antideslizantes: ayudan a desarrollar mejor el trabajo gracias al buen agarre.
  • Son resistentes al calor: fabricados con materiales que tienen amplia resistencia térmica y que abarque temperaturas hasta los +100 °C.
  • Proporcionan destreza: cómoda manipulación de diversas herramientas de trabajo, como pueden ser las mangueras. Los tejidos deben ser flexibles y resistentes al mismo tiempo, ya que es muy necesario tener una movilidad total en las manos.
  • Seguridad en el ajuste: deben presentar diseño curvo para brindar mayor adaptabilidad a la forma anatómica de las manos, esto permitirá un ajuste óptimo.
  • Son multifuncionales: con alta protección para evitar daños como cortes o rasguños.
  • Deben disponer de bandas reflectantes en el puño: para aumentar la visibilidad de las acciones.
  • Cubiertos con membrana impermeable y transpirable: con muy buenas costuras y resistentes a la sangre y bacterias, lo que garantiza una mayor protección.
  • Deben brindar larga duración: su fabricación con materiales altamente resistentes son de suma importancia, puesto que logra que no tengamos que invertir constantemente en adquirir nuevo equipamiento.

Tipos de guantes

  1. De equipamiento personal
  • Guantes de trabajo: tienen como principal función proteger dedos, manos y antebrazos frente a posibles riesgos térmicos, químicos, por cortes, etc. De material cubierto de cuero, retardante a las flamas y resistente al calor.
  • Guantes de intervención: son utilizados en intervenciones técnicas de rescate e incidencias forestales. Mayormente, son de material de silicona aislante con proteccion en la palma y los nudillos.
  1. De equipamiento colectivo
  • Guantes contra riesgos mecánicos: destinados para proteger riesgos ocasionados por corte, abrasión, impacto, rasgado o perforación.

Pueden ser de variados materiales como piel, tejidos o mixtos; estos guantes no serán un impedimento para el trabajo y deberán ofrecer un nivel de protección coherente al riesgo. Vale la pena insistir que los materiales deben ser altamente resistentes a la abrasión.

  • Guantes dieléctricos: tienen como función principal ofrecer protección contra riesgos eléctricos. Suelen estar fabricados en materiales de goma o látex, y deben encontrarse en perfecto estado, sin daños en su superficie.

Este tipo de guantes se dividen de acuerdo a la tensión máxima, como los de clase 00 (protección máxima de 500 voltios) y los de clase 0 (protección máxima de 1000 voltios).

  • Guantes antiácidos: ofrecen la mejor defensa ante aceites, químicos disolventes, cáusticos, alcoholes y ácidos. Están elaborados con doble revestimiento tanto en la palma como en los dedos, para obtener un buen agarre ante diversas condiciones. Además, presentan forro de algodón para mayor comodidad y absorción del sudor.
  • Guantes térmicos: Fabricados con material de piel y con refuerzo kevlar en las costuras. Proporcionan aislamiento frente a temperaturas altas y contra riesgo térmico como fuego, calor de contacto, calor radiante, calor convectivo o salpicaduras de metal fundido.

Conclusiones

Un equipamiento elaborado con materiales de calidad, que brinde seguridad y comodidad, será el complemento perfecto para una efectiva labor. Se deben tener en cuenta elementos como la resistencia térmica del material, ante productos químicos y la contracción térmica.

Tipos de equipos de respiración autónoma

Los Equipos de Respiración Autónoma (ERA) son aparatos diseñados para recibir un adecuado suministro de aire en atmósferas con bajo nivel de oxígeno o con presencia de sustancias tóxicas. Son imprescindibles principalmente en operaciones de rescate y labores de minería, y en general en actividades dentro de espacios confinados. La norma de aire respirable en Colombia está señalada en la Resolución 0491 de 2020. Los ERA proporcionan seguridad respiratoria independiente de un suministro externo. Veamos cuáles son sus tipos.

1. ERA de circuito abierto

Su principal característica es que el suministro de oxígeno proviene de tanques llenados a alta presión con aire que previamente ha sido filtrado. Un equipo de circuito abierto consta de las siguientes partes.

Espaldera

Sirve de soporte para fijar y transportar todos los elementos del equipo. Se ajusta a la espalda y cintura del usuario.

Reductor de presión

Es el primer paso para descomprimir el aire, llevándolo de presión alta a media. De aquí pasa una línea al regulador y otra a la unidad de control.

Regulador

Es el dispositivo que nos suministra el aire directamente. Permite que la presión final se mantenga controlada. Se activa con las inhalaciones y se adecúa a la demanda de aire del usuario.

Unidad de control

Originalmente, se limitaba a un manómetro. Hoy una unidad de control o bodyguard consta de indicadores de presión, tiempo de aire restante y, en algunos casos, signos vitales. Cada una de estas partes viene con su respectiva alarma.

Máscara

Está diseñada para protegernos el rostro y aislarnos de la atmósfera externa. Cuenta con una válvula que permite expeler el aire usado, una membrana metálica que facilita la acústica de la comunicación oral y soportes para dispositivos inalámbricos de interconexión.

Botella

También llamada tanque, cilindro o bombona. Es el contenedor del aire comprimido. La cantidad de aire disponible se calcula multiplicando la capacidad geométrica de la botella por la presión a la que ha sido llenada. Por ejemplo, una botella de 6 litros a 300 bar suministrará 1800 litros de aire a presión normal.

2. ERA de circuito cerrado

A diferencia del anterior, en un ERA de circuito cerrado el aire que se exhala es reciclado mediante un proceso de filtrado químico. Con este sistema se elimina parte de la humedad y del CO2 del aire expelido, el cual no se libera a la atmósfera, sino que se convierte nuevamente en aire respirable.

La gran ventaja de los ERA de circuito cerrado es su gran autonomía, así como su maniobrabilidad y movilidad, ya que se trata de un equipo más ligero, de menor tamaño y con capacidad para suministrar aire por más tiempo. Está indicado para operaciones de tiempo prolongado y lugares profundos o de difícil acceso.

Estos sistemas de respiración autónoma se clasifican de la siguiente manera.

Regeneradores

Cuando el aire exhalado es pasado por un filtro con una mezcla de hidróxido de calcio e hidróxido de sodio. Este compuesto absorbe el dióxido de carbono (CO2). Luego a este aire se le añade oxígeno proveniente de un pequeño depósito que es parte del equipo y se hace otra vez respirable.

Autogeneradores

En el caso de estos equipos, el filtro contiene hiperóxido de potasio que, en contacto con la humedad, convierte el CO2 en oxígeno. En este caso, no es necesario hacer añadidos a la mezcla respirable.

Es importante saber que la respiración autónoma es limitada. El tiempo de suministro de aire respirable dependerá de la duración de los filtros o de la capacidad de la botella, pero también del estado físico que tengamos, del tipo de trabajo a realizar y, lo más importante, de un adecuado entrenamiento en el uso de los equipos y de una eficiente supervisión y mantenimiento de estos.

Cómo es el mantenimiento de los trajes de bomberos

Los trajes de bomberos son una protección de vital importancia para los rescatistas que exponen su integridad física en diversas situaciones riesgosas. Están fabricados con materiales especiales que aseguran la protección ante elementos de alta peligrosidad. No obstante, es necesario darles mantenimiento, de modo que se pueda garantizar la seguridad que aporta la vestimenta. A continuación, te invitamos a conocer cómo se hace este procedimiento.

Materiales con los que son elaborados los trajes protectores para bomberos

La mayoría de estas indumentarias están fabricadas con Kevlar y Nomex debido a que son telas que tienen propiedades que contribuyen a que la tarea del bombero sea más efectiva. En el caso del Kevlar, aporta flexibilidad y comodidad, y permite una transpiración ideal para que no se acumule humedad. También aumenta la durabilidad de la vestimenta y resiste roturas y raspaduras que se puedan producir por objetos punzantes y filosos.

Por otro lado, el Nomex es un material resistente al fuego, ampliamente usado por muchas compañías. Cuando recibe un calor intenso, se espesa y se carboniza, lo que hace formar una barrera que impide que el fuego cause quemaduras en la piel del rescatista. La mezcla de Kevlar y Nomex es muy común en las diversas indumentarias que emplean los bomberos.

Cómo debemos llevar el mantenimiento de trajes de bomberos

El mantenimiento de trajes de bomberos se especifica en la norma NFPA 1851. Dentro de las referencias que aquí se mencionan está la de lavar y descontaminar el traje después de cada uso. Además, debes realizar diferentes rutinas de inspección como las que se describen a continuación:

  • Inspección de rutina general: Se inspeccionan las distintas capas que componen el traje de manera separada. Aparte, se corrobora que exista coincidencia entre la etiqueta de identificación de la tela exterior y los componentes señalados en la barrera de humedad y térmica.
  • Inspección del tejido exterior: Revisamos si la integridad física del traje está comprometida en las zonas donde hay un cambio de color. Esto nos permite determinar si el traje puede repararse o debe reemplazarse. También se evalúan las costuras principales y la incidencia de la luz solar sobre la tela.
  • Inspección de la barrera interna: Confirmamos la integridad física del traje estirando el puño hacia distintas direcciones. Buscamos roturas del puño y costuras perdidas en la barrera de humedad y térmica. Comprobamos que dicha barrera no se haya vuelto quebradiza. De ser así, el traje deberá cambiarse. También hay que observar si la barrera de humedad está dañada colocando el traje en una solución de alcohol con agua o usando una linterna. Esto nos permite visualizar determinados signos en la barrera térmica, que implicarían una reparación inmediata del traje.
  • Inspección de otros elementos: Determinamos que tanto la cinta reflexiva como los cerramientos estén en buen estado. Comprobamos que los broches y velcros no estén derretidos ni quemados y que conserven buena fijación. Las etiquetas de identificación deben ser legibles y estar pegadas adecuadamente.

¿Por qué es importante el mantenimiento del traje del rescatista?

El bienestar físico de un bombero depende de las condiciones en las que se encuentre el traje que utiliza. Por eso, es de vital importancia la realización del mantenimiento programado con el que se identifique la integridad que presenta la indumentaria para ese momento. También el lavado del traje, el cual debe realizarse siguiendo las indicaciones recomendadas, no se debe descuidar, en vista de las implicaciones que tiene esto para la salud. Hay elementos que se adhieren al traje que pueden ocasionar cáncer en el bombero, los cuales se pueden eliminar mediante su lavado y limpieza.

Si estás pendiente de efectuar esta labor fundamental de manera constante, podrás mantener una buena salud y evitarás riesgos innecesarios. El mantenimiento del traje garantiza un mejor cuidado a tu integridad física.

Rescate en espacios confinados: todo lo que debes saber

El rescate en espacios confinados exige que ustedes tomen una serie de medidas preventivas exigentes. En caso de una situación de riesgo en un espacio confinado, cualquier acción equivocada para salvar a una persona puede tener consecuencias catastróficas, logrando causar lesiones graves o hasta la muerte.

Proceso que se realiza en los rescates en espacios confinados:

El proceso realizado en este tipo de situaciones está marcado por unos lineamientos establecidos por la resolución 0491 por el cual se establecen los requisitos mínimos para el desarrollo de trabajo en espacios confinados, según esta resolución:

El proceso que debes realizar en los rescates en espacios confinados es el siguiente:

  • Identificar y evaluar la ubicación y con esta los peligros del rescate para poder proceder con las medidas necesarias y asegurar la tarea.
  • Es importante tener en cuenta que el rescate en espacios confinados requieren supervisión permanente y validación del permiso de trabajo.
  • Las empresas están en la obligación de desarrollar un procedimiento exclusivo para implementar y ejecutar este tipo de rescates.
  • Al diseñar el contenido del programa de rescate para espacios confinados se deben asignar roles, responsabilidades, análisis de riesgos, inventario y ubicación de los espacios.
  • Realizar mediciones atmosféricas del escenario para garantizar la seguridad de los trabajadores que intervendrán.

Debes establecer los medios convenientes para el rescate, antes del inicio de cualquier acción de entrada a espacios confinados. Los procedimientos de rescate de emergencia son determinados en el lugar de trabajo; para cada espacio confinado deben existir medios de rescates adecuados y suficientes.

Debes establecer un plan detallado de rescate antes de ingresar o comenzar a trabajar en un espacio confinado. Cada vez que ingresen a un espacio confinado, todas las personas involucradas deben revisar el plan de rescate correspondiente. También deben realizar una evaluación de riesgos, antes de entrar en un espacio confinado. Estos planes deben practicarlos como parte de la capacitación para que todos conozcan que hacer en caso de un rescate.

Sin existir un plan sobre cómo actuar en el rescate, nunca deberás ingresar en un espacio confinado.

Equipos ideales para rescates en espacios confinados

Dentro del plan de rescate y la evaluación de riesgos al ingresar a espacios confinados, cerciórate de haber identificado el equipo de protección personal, como los instrumentos de monitoreo de aire o detección de gas. Así mismo, asegúrate de que esté disponible en buen estado de funcionamiento antes de iniciar cualquier trabajo.

Los equipos de rescate ideales en un espacio confinado son los siguientes:

  • Sistemas de anclaje: Nos referimos a pescantes, trípodes y grúas manuales.
  • Soporte corporal: Esto toma en cuenta los arneses de cuerpo completo y también a las sillas de contramaestre.
  • Dispositivos de conexión: Los equipos son las líneas de recuperación y de vida autoretráctiles.
  • Detección para monitoreo: En espacios confinados se realiza el monitoreo de gases, partículas, vapores, humo y otro tipo de sustancias peligrosas que se encuentran en el aire.
  • Cursos de educación: Te deben enseñar las mejores técnicas que permitan intervenir de forma eficiente en todo tipo de espacios confinados.
  • Cobertura completa al personal: Todos los empleados deben estar totalmente protegidos en el marco de los peligros identificados en la evaluación de riesgos. Nos referimos a cascos, gafas, protección auditiva, dispositivos de comunicación avanzados, equipos para la protección respiratoria y vestimenta especial como overoles, zapatos y guantes. Todo con la finalidad de que protejan el cuerpo de incendios, y otros peligros en los espacios confinados.

Definitivamente, es muy importante que identifiques de forma proactiva un plan de rescate conveniente, averigua la capacitación adecuada e identifica el equipo necesario antes de realizar un rescate. Debes estar dispuesto en caso de que debas rescatar a alguien que esté atascado, desmayado o no responda en el espacio confinado.

 

También te puede interesar:  Factores de riesgo para bomberos

Cascos de bomberos: Requisitos y cómo escogerlos adecuadamente

El casco es un atributo indispensable de todo bombero. Este elemento del uniforme no solo lo distingue de las personas que realizan otras profesiones, sino que también afecta su seguridad durante varios tipos de actividades que implican un alto riesgo. Los cascos de seguridad están diseñados para proteger la cabeza de los bomberos de altas temperaturas, impactos mecánicos, líquidos corrosivos y otros factores peligrosos.

Características de los cascos para bomberos

Las características requeridas del casco son: revestimiento, sistema de absorción de energía (impacto), sistema de retención (que controla el ajuste del casco a la cabeza del bombero), acabado reflectante/fluorescente, cubiertas para los oídos y visor solar o gafas de seguridad (o ambos).

Comodidad

El casco no solamente debe proteger perfectamente la cabeza, sino también garantizar la comodidad de llevarlo puesto. Suelen tener un tamaño universal, y el ajuste perfecto a la cabeza es posible gracias a los elementos ajustables.

Peso

Además, la comodidad de llevar este tipo de cascos está asegurada por su bajo peso, que oscila en torno a los 1380 gramos. Bajo ninguna circunstancia debe ejercer presión sobre los músculos del cuello, ya que esto provocaría una lesión o, en el mejor de los casos, una distensión.

Material de elaboración

Debe estar fabricado con materiales inocuos para la piel, antialérgicos y flexibles y, sobre todo, no inflamables. Las fundas de caucho termoplástico brindan una mayor resistencia al impacto y la penetración, sin embargo, las fibras de vidrio pueden resistir mejor el ataque químico y suelen ser más estables a altas temperaturas.

Sujeción

El casco se sujeta a la cabeza mediante un sistema de retención que consiste en una correa para el mentón y, en ocasiones, también en la nuca que sujeta la parte posterior de la cabeza. Ambas correas están unidas al casco y brindan ajuste con hebillas y mecanismos deslizantes.

El color importa

El marcado y colores de los equipos de protección personal para bomberos se especifican en los reglamentos vigentes. El revestimiento fosforescente del casco y las tiras reflectantes hacen que el compañero sea más fácilmente reconocible incluso con poca visibilidad. Por lo tanto, el casco de la brigada de bomberos también apoya indirectamente la cooperación efectiva y correcta entre los compañeros de acción.

Equipamiento de un casco de bombero

El casco se puede equipar con elementos de protección adicionales, como una visera (transparente, opaca, metálica) o gafas y una protección para el cuello en forma de collar especial de material no inflamable.

Accesorios adicionales para el casco

El accesorio más utilizado para un casco de bombero es un pasamontañas. Los pasamontañas de bombero proporcionan una mayor protección del cuello y la cara contra el calor y el fuego, lo que permite utilizar el casco sin protector de cuello.

Las linternas, montadas en los cascos con empuñaduras especiales, son un accesorio muy práctico. Estos accesorios también deben estar hechos de materiales duraderos, no inflamables y cumplir con los estándares de calidad pertinentes.

Tipos de cascos

Por lo general existen dos tipos de cascos para bomberos

  • El casco F1 para incendios urbanos: tiene un revestimiento niquelado para reflejar el calor, y tiene dos viseras, una visera antiproyección y una visera transparente o dorada contra la radiación térmica. El casco se fija con una correa para la barbilla y se puede agregar una correa en tela especial o fieltro.
  • El casco F2 indicado en fuegos forestales: es un casco más ligero, en diferentes colores de acuerdo al rango del bombero y equipado con gafas protectoras y barboquejo.

Los cascos de bombero son una parte vital del equipo de extinción de incendios. Para poder confiar plenamente en él, existen normas legales que se deben cumplir. Estas normas legales garantizan que el casco soporte el estrés extremo y ofrezca al usuario suficiente protección.

Cascos de Bomberos cómo escogerlos adecuadamente

También te puede interesar:  Factores de riesgo para bomberos

Tipos de trajes para bomberos

Estar bien equipado para desempeñar una función es indispensable, de esa manera es posible evitar algunos riesgos comunes en ciertas áreas. Razón por la cual los trajes para bomberos están equipados especialmente para sus necesidades.

Quizás hayas visto en televisión o en vivo las grandes hazañas que efectúan estos héroes cuando ocurren incendios voraces que parecen no tener fin. Bueno, gran parte de la efectividad depende de la calidad y el tipo de traje que tengan. Estas son prendas especiales, pues si fueran habituales el fuego los devoraría. Pero ¿qué hace a estos trajes tan especiales?

Importancia del traje de bomberos

Así como un cocinero tiene que usar un uniforme específico para estar protegido frente a las salpicaduras, un bombero requiere una prenda que proteja su vida cuando tenga que arriesgarla por salvar a otra persona. La gran mayoría de veces estos trajes son elaborados en materiales impermeables o con una superficie aluminizada.

Por otro lado, no solo está construido a base de una sola capa, sino que posee varias que resguardan ante cualquier imprevisto e incluso de contusiones. Cada uno ha sido probado y cuenta con las normas, parámetros y certificados que exige la ley para un trabajador de este nivel. La normativa NFPA 1971 sobre los equipos para bomberos resalta que, cada persona que preste un servicio donde su vida está en riesgo continuo, estará dotado de: pantalones, guantes, overol completo, guantes, casco, calzado especial, gafas y otros elementos de protección contra incendios. Teniendo esto claro, veamos más a fondo las características y funciones de cada uno de estos trajes.

¿Qué tipo de trajes usan quienes son bomberos?

Primeramente, están diseñados con la finalidad de que quien lo utilice pueda desplazarse y mover sus brazos y piernas libremente. A continuación, conoceremos más sobre cada uno de estos y el momento en el que se debe emplear.

Traje estructural

Ideales para proteger frente a la exposición térmica, objetos punzantes o de corte. Estos se componen de fibras orgánicas, tales como la lana y el algodón. Posee dos capas:

  • Térmica: Protege ante las inclemencias de las altas temperaturas, puesto que sus fibras funcionan como un aislante térmico que mantiene la piel siempre cálida.
  • Humedad: La idea es mantener a quien lo utiliza siempre seco, evitando que se filtre el agua, el vapor de agua o todo lo que se refiere a líquidos.

Por otro lado, en esta prenda verás cintas reflexivas que iluminan en contacto con la luz, sea de noche o de día. El sistema de cierre evita que este se baje fácilmente, por lo que siempre se mantendrá en su lugar.

Traje de proximidad

Este es más conocido, ya que se emplea cuando existen incendios relacionados con combustible, hidrocarburo o cualquier material inflamable. Es por ello que se ha confeccionado con fibras sintéticas como teflón, nomex, kynol, entre otras relacionadas. Así mismo, para una mejor protección, los recubrimientos juegan un papel esencial, veamos:

  • Térmica: En medio de tanta adrenalina la presión corporal sube, pero este revestimiento facilita el flujo de aire al hacer que se disipe el calor.
  • Humedad: Enfrentarse a líquidos corrosivos, químico o tóxicos es un factor de riesgo, por lo que esa cubierta impide el ingreso de cualquier tipo de líquido

Algo interesante es que los cierres están internos para que no se enreden y permitan desempeñar un buen trabajo al igual que el estructural. Además, poseen cintas reflectivas de refuerzo en codos, rodillas y dobladillos.

Como puedes notar, la única finalidad de estas prendas es mantener la seguridad para los bomberos, quienes se sacrifican y dan siempre lo mejor de ellos en su labor de salvar vidas. Son muy útiles para trabajadores de alturas, grupos del ejército y fuerzas armadas.

caracteristicas de los trajes para bomberos

 

También te puede interesar:  Características de las prendas ignífugas